miércoles, 23 de julio de 2008

conversaciones con adultos

Antes de leer esta entrada, consideren que es simplemente un relato de hechos verídicos, no una postura sobre ninguna situación:



Ayer fui a comer tacos árabes (no soy muy fan, yo pedí una quesadilla). Nunca había entrado al restaurant ese de por la Campestre. Tienen que ir.



En las paredes hay dibujos bien bonitos. Muestran un desierto y tres tipas muy curvilíneas y con poca ropa. Un tipo con cara de profunda tisteza y las piernas abiertas observa su taco, que tiene dos limones a los lados. Una mesera (también curvilínea) le trae más comida.



Despúes de agotar todas las implicaciones semióticas de la imagen, mis amigos y yo platicamos de otras cosas. Entonces alguien saca su cámara y nos muestra una foto. Es un pene de cemento, de aproximadamente un metro. Nos cuenta que lo vio afuera de una casa y que tuvo que bajarse a tomarle una foto. Alguien más explica que la casa es de una estudiante de la ESAY y que el súperpene fue algo que hizo para la escuela.



Nos preguntamos qué tan bien o mal está tener aquella obra de arte en la puerta de una casa. Nos preguntamos qué pensarán los niños pequeños que pasan por ahí, y sobre todo las madres de esos niños pequeños.



A mí me sigue pareciendo peor lo que veo en las paredes del restaurante, pero no sé decir por qué. Todavía no sé. Y es que tampoco pienso que un pene gigante de cemento sea arte, ni que esté bien someter a tus vecinos a lo que tú consideras arte.



Tal vez lo que me molesta es el doble sentido, la insinuación machista y falta de humor del dibujo horrible que tengo que observar mientras como (será que los vecinos tienen que observar el falo mientras comen??...)

No lo sé. El punto de todo esto, supongo, es preguntarme qué ha pasado con los tiempos donde uno iba a cenar y no tenía que estar hablando de penes. O cuando escribía entradas sin poner esa-palabra tantas veces.

Todo tiempo pasado fue mejor??

3 comentarios:

Diego dijo...

te faltó la señora estofeando la boca de su hijo con carne.

María José dijo...

JAJAJAJA sí, es cierto! y el pobre niño con cara de que va a EXPLOTAR en cualquier momento!

m.Isaac.V.R. dijo...

Todo pene pasado fue mejor.